Los Top 7 Muebles Vintage

Si eres una enamorada o un enamorado del mobiliario vintage y piensas que la decoración con sabor a antaño es mucho más acogedor y personal, no te pierdas nuestro top 7 de los muebles retro que no pueden faltar en ninguna casa auténticamente vintage.
La tendencia decorativa inspirada en los años 50 y 60 tiene cada día más seguidores, sobre todo porque decorar con objetos y mobiliario vintage puede ser una experiencia muy gratificante y divertida. Visitar rastros, anticuarios y librerías de segunda mano, explorar el desván de la casa del pueblo o navegar por las diferentes páginas web de muebles a medida vintage y palets es una buena forma de encontrar tesoros escondidos para darles una nueva vida.

 

SIETE MUEBLES RETRO IMPRESCINDIBLES PARA TU HOGAR

Puedes adquirir muebles retro en tiendas y mercadillos pero también tienes la posibilidad de encargar tus muebles vintage a medida. Así podrás adaptar a la perfección el tamaño, el color y la forma según las dimensiones de tu salón o dormitorio. Sea cual sea tu elección, no puedes dejar de tener los muebles retro y los objetos decorativos de nuestra lista.

  1. La mesa de centro: Una mesa de centro es imprescindible en cualquier salón. Si vas a decorar el tuyo con un estilo vintage, no puede faltar una mesa de centro rectangular u ovalada con patas delgadas. Puede ser totalmente de madera pero lo ideal es que el sobre sea de cristal o de mármol, un material de tendencia que viene pisando muy fuerte en mobiliario vintage.
  2. El sofá: Un sofá de cuero o de terciopelo es un must en la decoración con muebles retro. Los sofás estilo chester, con botonaduras remachadas, son muy elegantes y aportan un toque de sofisticación muy interesante. Los colores ideales para los sofás retro son oscuros, principalmente en marrones o en rojos oscuros, como el burdeos o el granate.
  3. Una butaca: Aquellas butacas de orejas que tenía tu abuela son perfectas para colocar en un rincón de tu salón o en tu dormitorio. Para renovarlo siguiendo el estilo vintage, tapízala con tejidos lisos o con estampados geométricos no muy marcados.
  4. Las sillas: Elemento imprescindible en cualquier estancia de tu casa, las sillas retro son mucho más fáciles de combinar con el resto de la decoración, puesto que hay una gran variedad de diseños y modelos que encajan en este estilo. Pueden ser tapizadas, con cojines, con brazos o sin ellos, de metal o de madera. Los más atrevidos pueden mezclar sillas diferentes entre sí. La clave es que todas tengan en común el color o el material.
  5. Una mesita auxiliar: Como su nombre indica, la mesa auxiliar tiene un montón de utilidades, ya sea para colocar revistas, tomar un café o colocar una lámpara. Las mesas nido y las mesas plegables son perfectas para una decoración retro. Es importante que sean de líneas lisas. En cuanto a los materiales, valen tanto las de madera como las metálicas o las acrílicas.
  6. La cómoda: Además de ser muy práctica, una cómoda antigua puede ser la estrella del mobiliario vintage. Elige una pieza de madera maciza con tiradores de hierro para lijarla y lacarla a tu gusto manteniendo su aspecto envejecido. Prueba a darle uso fuera del dormitorio, como aparador en el salón o como mueble recibidor con un gran espejo antiguo encima.
  7. La lámpara de araña: Probablemente, la lámpara de araña sea la pieza que más identificamos con los muebles retro. Es fácil encontrarlas en los anticuarios y en los rastros, en todos los tamaños y colores, de cristal y de otros materiales, como acrílicos o madera, con formas florales o geométricas.

 

Más sobre decoración con muebles vintage y de palets: